Actividades del club

Translate

miércoles, 23 de abril de 2014

Navegando entre lineas


A veces, y con un poco de imaginacion, las lineas de texto en un libro son como las olas que se acercan a la playa, y a veces , a las rocas. Parrafos donde surfear interminablemente, capitulos enteros donde hacer SUP sin tropezar con ola alguna, lineas cortas y escuetas donde hacer un esquimo sorpresivo. Todo un mundo.
Tratar de explicar en un libro toda una vida dedicada al deporte, al piraguismo, a las sensaciones en el agua, alrededor del mundo, puede ser un revolcon entre lineas, o bien una ola perfecta donde dejarse llevar sin casi apoyos.
Marta escribe a Carme, o viceversa. El proximo 12 de Junio en Lleida sabremos el desenlace.
Esto para hacer boca, "a contracorriente", toda una declaracion de intenciones.
( texto extraido de la propia autora )

¿Qué haces a partir de enero?- me preguntó Carme en el turno de preguntas.
-Aún no lo sé, vivo muy al día. Tengo un par de propuestas entre manos pero no descarto volver a dejar que la vida me sorprenda, como acostumbra a hacer conmigo -contesté ante un público expectante.
Había llegado a Lleida para presentar mi primer libro en el Centre Civic de Balafia en las jornadas contra la violencia de género. Recordaba perfectamente que Jos me había hablado de Carme, una mujer que tenía que conocer por su fuerza y espíritu de lucha. Había dedicado toda su vida al deporte, y su pasión y amor hacia el piragüismo habían convertido este ejercicio en su motor de vida, llevándola a viajar por todo el mundo, unas veces como piragüista, otras como entrenadora, dirigente y tantas otras como conferenciante o voluntaria.
Sus días siempre transcurrían entre las aguas, unas veces tranquilas y otras bravas, del deporte. Pasaba por la vida como si se deslizara en su kayak, paleando fuerte y sin rendirse. Se había recorrido el mundo cargada con su piragua, lo que le había permitido conocer gente que, al igual que ella luchaban por un ideal, sin condicionamientos ni prejuicios. Individuos, algunos con discapacidades otros sin ellas, que poniéndose el mundo por montera, nadaban contracorriente para demostrar que la fuerza de un corazón puede superar cualquier barrera. Involucrada por completo en el apoyo a las personas con discapacidad, su lucha se centraba en organizar la representación española de los Juegos paralímpicos de Paracanoe en Río de Janeiro 2016.
Luchadora perseverante y con un sentido del humor que parecía pegado a ella cada segundo de su vida, seguía trabajando y esforzándose cada día por el reconocimiento del piragüismo. Una vida consagrada hacia una meta. Quería gritar al mundo que probasen a subirse a una piragua y disfrutar de la sensación que es adentrarse en el agua, avanzar y flotar para gozar de la libertad que solo la naturaleza es capaz de transmitir. Mujer de aguas tranquilas en competición, mencionaba, “-El kayak de mar no es sólo competir, es salir con amigos, descubrir lugares nuevos, disfrutar la naturaleza, poder desplazarte y defenderse entre todos. Llegar a pesar de las dificultades, es una competición contigo mismo, pero no de salida y llegada. Escuchar el silencio, oscilar con sus corrientes, dejarse mecer por sus bailes y seguir adelante con la única fuerza de tu cuerpo que se traslada suavemente por encima del agua.”
Reinaba en ella una necesidad vital de vivir de acuerdo a sus impulsos, a su naturaleza con independencia de las normas establecidas. Indomable y vigorosa, transmitía su energía a todos aquellos que la rodeaban, dando impulso a muchos de ellos a seguir sus pasos. De mayor quiero ser como tú, le decían.
Aquella tarde, encontré una mujer de acción, con arranque y decisión que me propuso de soslayo escribir sus vivencias. –No me voy a poder negar- dije para mí-. Su determinación y firmeza, fortalecidos por los años, eran tan intensos que supe desde el primer momento que en enero estaría pegada a su piel para trasladar y escribir la historia de un espíritu libre que nació para el deporte y que, gracias a él, ha podido vivir momentos brillantes con la intensidad de quien sabe lo que quiere y disfruta de lo que hace. 
Y la vida me sorprendió de nuevo.