Actividades del club

Translate

jueves, 2 de julio de 2015

El chiringuito del delta 2015


El Delta del Ebro siempre imanta a los navegantes de aguas poco profundas, a los caminantes de espacios sin montañas, a los soñadores de dias soleados y templados, a los amantes de la naturaleza en estado puro. Todos los años visitamos este generoso espacio de 320 km cuadrados para dar rienda suelta a los sentidos. Todos los años, de paso, visitamos el chiringuito flotante que esta en la parte interior del delta, a refugio de vientos y oleajes, a refugio de turistas en masa. De hecho, solo puede llegarse a el, nadando ( solo para valiente fondistas), a remo, vela o motor, e incluso andando se puede llegar dando un rodeo genial hasta la punta de la banya desde San Carlos de la Rapita y con agua hasta la rodilla. 
Desde Semana Santa, periodo de nidificacion de las aves, hasta el final del verano, cierre del chiringuito y puesta de largo de los polluelos, el espacio terrestre del delta es un lugar de silencio y observacion. Precisamente es ese espacio de tiempo en el que el parque natural recibe mayor presion humana, a veces, escandalosa, a veces respetuosa. Ese espacio es el que elegimos todos los años para realizar nuestra particular ofrenda a la naturaleza y  a los sentidos.
Añado a esta entrada las fotos del chiringuito del 2014, donde tambien disfrutamos de un dia completo, coincidente ademas con un incendio en Peñiscola y que el pequeño hidro nos recordaba cada vez que venia a repostar en la bahia.