Actividades del club

Translate

viernes, 23 de enero de 2009

Solo un 4 por ciento

Sólo un 4 por ciento de los océanos y ecosistemas marinos del Mundo se puede considerar "intacto".
Así lo afirmó ayer el director de investigación de la organización conservacionista Oceana Europa, Ricardo Aguilar, durante la presentación del libro '12.000 millas en defensa de los mares'.
El manual, publicado por la entidad cuatro años después de que el catamarán Oceana Ranger recorriera una travesía desde el Pacífico hasta el Mediterráneo, recoge cerca de trescientas fotografías de las más de 7.000 realizadas por la expedición del Oceana, así como numerosa información detallada que documenta la situación y diversidad de la vida submarina y ecosistemas de distintos puntos de los mares, como la costa mexicana, la de Costa Rica, Panamá, Honduras, Portugal y España.



La organización ha filmado, además, cerca de cien horas de metraje que ilustran el "catálogo de ilegalidades y abusos" cometidos por la disciplina pesquera desarrollada en esos territorios. "Existe un gran descontrol por parte de los gobiernos", apuntó el coordinador de la expedición, Xavier Pastor, que explicó que "se continúan empleando artes de pesca no permitidas" y que, en determinadas zonas, la flota no respeta las restricciones ni la prohibición de pescar.
Según los expertos, la costa española sufre actualmente un aumento de las temperaturas debido al cambio climático; lo que, unido al descenso de la población de pequeños pelágicos (como la anchoa), conlleva las famosas invasiones de medusas tan habituales en verano y la llegada de otras nuevas especies que ahora encuentran en el litoral peninsular el lugar idóneo donde constituir colonias o incluso plagas.



"La opinión pública no percibe los problemas marinos con la misma intensidad que percibe otros que le afectan inmediatamente. Normalmente el mar, excepto cuando hay situaciones muy dramáticas o catástrofes, no suele llamar la atención desde el punto de vista medioambiental", explicó el director ejecutivo de la organización, Xavier Pastor, que destacó que gran parte del ecosistema existente entre Santaní (Mallorca) y la isla de Cabrera está "arrasada" por los barcos de arrastre que operan en la zona, que, a menudo, acaban también con ejemplares de delfines o tortugas marinas.
Oceana es una organización internacional que trabaja para proteger y recuperar los océanos del mundo. Su equipo de científicos marinos, economistas, abogados y otros colaboradores están consiguiendo cambios específicos y concretos en la legislación para reducir la contaminación y prevenir el colapso irreversible de los stocks pesqueros, proteger a los mamíferos marinos y otras formas de vida marina.