Actividades del club

Translate

domingo, 25 de enero de 2009

Viento escalable

Cuando el aire se mueve, habla. Cuando lo hace en tierra ruge, cuando es en el mar, te abraza.
Si el viento fuera una poesia, la navegacion seria un placer para los sentidos, pero no es así. Solo tienes que salir estos dias a la calle y sabras de que estamos hablando. Te persigue, te empuja.
En el mar, no hay refugio, tienes que embestirlo o dejarte llevar " a la via ".



Tanto si vas a remo, a motor o a vela, siempre tienes que contar con su presencia, tanto si esta o aparece o por el contrario no existe. Para el kayak es su principal enemigo, puede sacarte en seco o meterte mar adentro sin remedio. Hagas lo que hagas, te complicará la navegacion hasta la desidia.
Menos mal que un Ingles tuvo la santa paciencia para calibrar lo inmesurable.

La Escala de Beaufort en una medida empírica para la intensidad del viento, basada principalmente en el estado del mar y de sus olas. Su nombre completo es Escala de Beaufort de Fuerza de Vientos.



Historia
La escala fue creada por el comandante naval irlandés, Sir Francis Beaufort, alrededor de 1805. La escala inicial no tenía velocidades de vientos, sino que detallaba un conjunto de condiciones cualitativas desde 0 a 12 de acuerdo a cómo un navío actuaría bajo cada una de ellas, desde 'apenas suficiente para maniobrar' hasta 'insostenible para las velas'. La escala se transformó en un parte estándar de las bitácoras para navios de la Marina Real a fines de los 1830s.

La escala fue adaptada para uso no naval a partir de los 1850s, cuando los números de Beaufort se asociaron con el número de rotaciones de un anemometro. Esta relación sólo se estandarizó en 1923, y la medida fue ligeramente alterada algunas décadas más tarde para mejorar su utilidad para los meteorólogos. Hoy se numera usualmente a los huracanes con valores entre 12 y 16 utilizando la Escala de Huracanes de Saffir-Simpson, donde un huracán de categoría 1 lleva un número de Beaufort de 12, uno de categoría 2, Beaufort 13, etc.
Si el viento lo permite, o sea, no pueda ser escalado, saldremos a la mar.

3 comentarios:

Silvia MV. dijo...

No conocía ni había oído hablar jamás de "La Escala de Beaufort" aunque claro, no soy de costa.Por cierto, preciosa la foto y deseando de veros pronto.

Rafa dijo...

Gracias por la observacion, el aire habla por si solo, depende del lugar desde donde lo escuchas te enviará un mensaje diferente.Las fotos, al igual que el aire,tambien hablan, solo necesitar ser observadora. Por cierto,nos vemos pronto en la oficina del club.

luky dijo...

Yo prefiero poco viento y muchas olas y muy grandes y mucho sol y ........