Actividades del club

Translate

viernes, 18 de junio de 2010

De la Rosa en polinesio



Cruzar la Islas Baleares siempre es un sueño, una aventura, un reto. Despues de enlazar con kayak el archipielago canario, ahora el reto son las Baleares. El proximo jueves 24 de Junio empieza el sueño.
La definición de la aventura es sencilla, se trata de completar la travesía de las cuatro islas habitadas del archipiélago sin utilizar medios motorizados y alcanzando el punto más alto de cada una de ellas. Así, irá en bicicleta o a pie cuando se encuentre en tierra firme y navegará en kayak para ir de isla a isla.

En total, serán unos 200 km en tierra y otros 150 km sobre el agua, con los tramos más exigentes coincidiendo con la isla de Mallorca en tierra y con la travesía entre esta e Ibiza en el mar. Precisamente para mejorar la navegación en el Mediterráneo, De la Rosa utilizará una nueva piragua de estilo polinesio, que incorpora un patín lateral para favorecer la estabilidad. “Con este nuevo modelo de piragua ganamos mucho en estabilidad, con lo que iré mucho más tranquilo sobre el agua, y podré realizar de forma más cómoda operaciones aparentemente sencillas como comer o reposar, que en una piragua inestable son casi imposibles”, quien añade en este sentido que “además, evitaremos sustos como el vuelco que tuve en la última etapa marítima en Canarias, cuando me dormí un momento y me vi en el agua”.
Por la parte negativa, la piragua polinesia “es un 20% más lenta que el kayak, y el primer día que la probé tenía los hombros destrozados en una hora”. De la Rosa lleva ya unas semanas entrenando sobre la embarcación en el segoviano pantano de Riaza y confía en que “me he hecho suficientemente a ella como afrontar el reto con garantías de éxito”.

El itinerario


El viaje empezará el próximo 24 de junio en el extremo oriental de la isla de Menorca, la más septentrional de las Baleares. Antonio de la Rosa atravesará la isla a lomos de su bicicleta desde Maó hasta Ciutadella o el Cap d’Artux, pasando por la cota más alta, El Toro.
El aventurero vallisoletano alcanzará Mallorca por Cala Ratjada o Alcúdia y desde allí volverá a subirse a la bici para ascender el Puig Major y cruzar toda la isla hasta Santa Ponça. De nuevo, embarcará allí para realizar el cruce marítimo más largo, hasta la ibicenca Cala Sant Vicent.
El Pico Talaiassa no representará una gran dificultad en bici, a pesar del cansancio acumulado. El recorrido por las tierras de Ibiza culminará en la playa de Salinas, donde empezará la última travesía en kayak hasta la vecina Formentera.
Un tramo relativamente corto que se puede complicar en función de los caprichos de las condiciones marítimas. La más pequeña de las islas y su asequible pico La Mola será el punto final del reto 4 Islas, 4 Cumbres, 2 Días, previsiblemente a lo largo del 26 de junio