Actividades del club

Translate

viernes, 6 de julio de 2012

La teoria de la relatividad de K2R


El movimiento de los cuerpos en un campo libre de gravedad fue estudio y odisea de Einstein, allá por los albores del siglo pasado.Su constante revelacion frente a la teoria de Newton hizo comparaciones indestructibles. La descripcion de la fisica del movimiento en un marco espacio-tiempo ilustra en este caso el metal plateado.
Nuestros amigos, los salmones de K2Roja se han venido de Copenhague con el metal ( fisico ) de la plata, ese color que demuestra lo cerca que se esta de lo mas alto del cajon, pero tambien de lo mas bajo del mismo. Luchar por la supremacia en el plano horizontal del agua con maquinas para "volar" y cazar la ola perfecta. Estos coleccionistas de medallas siempre en silencio, recortando el tiempo a golpe de pala, recortando el agua a golpe de esfuerzo, con la gravedad que la tierra ejerce para imantar a los valientes y mantenerlos pegados a sus maquinas, en este caso, en el plano del agua.
La disciplina lleva a tus espaldas el esfuerzo, a tu mochila tus sueños, en el cuello las medallas. 
Hoy por hoy han conseguido la plata en una copa del mundo de maraton, y ese cajon suena a musica cuando se toca. Aunque no salgan en la tele como otros, la importancia esta en el placer de hacer las cosas que te gustan y ademas que salgan bien, conocer a gente interesante y vivir viajando en busca de la diversion.
La regata:
La embarcación de Finlandia salía como favorita; los habíamos visto en su web, unos tipos muy curtidos para considerarlos rivales. Cuando los vi en persona, me encogí como pulgarcito, 90-100 kilos de morlaco finlandés;  en el vestuario, coincidimos… yo parecía un llavero junto a ellos. 
La salida fue fabulosa, nos metimos en el grupo de cabeza, a primera ola de los finlandeses; suecos, daneses y checos completaban el grupo. Así fuimos hasta la primera ciaboga, ahí los suecos nos cerraron bruscamente, y sonaron palabras fuera de tono, en varios idiomas, con lo que a la salida de la boya el grupo se quedó dividido y nos quedamos en el vagón de atrás compartiendo, la mayor parte del maratón, con un barco danés,  y que afortunadamente nos entendimos  bastante bien, dándonos relevos y consiguiendo poco a poco recortar distancias. En la última vuelta, logramos superar a los suecos, cruzando la meta en segunda posición.

3 comentarios:

Rober dijo...

Creo que no nos merecemos tanto elogio; si es verdad que cualquiera que haga un esfuerzo por alcanzar algo, con ilusión y dedicación, se merece un aplauso, independientemente del resultado. En ese sentido, nos sentimos muy contentos y nos colma de felicidad compartir los logros y sobre todo, que estos sean del agrado de los que nos quieren.

Mil gracias,

Javier dijo...

Muchas gracias por tu entrada, se agradece un montón. Además, con tu manera de escribir tan particular que hace tan amenas tus lecturas.

Muchísimas gracias de parte de un salmón salvaje plateado.

Rafa dijo...

Rober,cuando uno no es profeta en su tierra y sale fuera a comerse el mundo, y se lo come, "chapeau". El esfuerzo+la recompensa haciendo lo que te gusta es plato de postre. Ya os dije en la de Singapur, que la mochila siempre va llena, de gente que empuja.
Javi, las medallas deben ser como la guinda del pastel, todos la quieren pero solo el pastelero sabe lo que ha costado subirla ahi arriba.
El mero hecho de haber conocido a Rober ya me vale para agradeceros esta aportacion al piraguismo, desde la base de la humildad.
Un abrazo,Rafa.